"Para aquellos que se desaniman fácilmente. Pueden estar evolucionando favorablemente en la enfermedad, o en las cuestiones de la vida diaria, pero ante el menor retraso o impedimento para continuar adelante se llenan de duda y muy pronto se desaniman." - Dr Edward Bach. Los Doce Curadores y Otros remedios

domingo, 28 de febrero de 2010

¡Gracias, Maestros!


Curiosa la alquimia que sucede cuando se produce una conjunción de maestros en el planeta tierra.
Tomarnos de la mano hacia el mundo de lo simbólico que nos rodea de una forma tan cotidiana, solo puede ser arte de Maestros. Y tuvimos dos en el mismo espacio, al mismo tiempo…nada menos. Los dioses nos fueron propicios y tuvimos la fortuna de recibir un cofre de ese conocimiento que derrochan envuelto en la sencillez de la Vida con mayúsculas.
Los rituales se mezclan en el cotidiano con la fluidez de lo natural, y transmutamos por unas horas el miedo en amor para un ritual de entrega de piezas fundamentales que un cerebro no puede procesar por completo…
Cuando la mente intenta atrapar el conocimiento y almacenarlo en forma de palabras y códigos legibles…no puede. La información fundamental viene dada en el lenguaje del alma y está encriptada para el intelecto, solo la puede traducir un corazón abierto y sereno. . que no tiene ningún interés por acumular información, solo experiencia encarnada.

Gracias Eduardo, Gracias Luis…por elegirnos.

miércoles, 24 de febrero de 2010

Nuestra sombra

Desde hace tiempo se confirma una sensación, en la que las cosas que nos suceden lo hacen con mayor facilidad si no oponemos resistencia. A eso se le llama fluir. Mi experiencia es que ante las opciones que me plantea la vida para realizar, hay algunas que aparentemente son inabordables debido a imponderables de los que "no soy responsable" o eso me digo. Pero a medida que se acerca la fecha del evento o situación, el camino lleno de obstáculos que mi mente interponía, se va despejando hasta que llega el momento en que no hay excusas fuera y no nos queda más remedio que aceptar que las barreras son nuestras. Es más, con el tiempo uno va notando que las coincidencias (Jung las llama sincronicidades), me muestran caminos de forma simbólica o no tan simbólicas porque solo faltan decirse más alto.

Ayer tarde, fue un ejemplo de lo que estoy diciendo pues la satisfación que me produjo asistir a la conferencia del maestro Eduardo Grecco, fue inmensa y más aún por darme cuenta de que las oportunidades para disfrutar de la vida en todos sus ámbitos, consisten en estar atentos a esas señales que constantemente y diariamente nos muestran por donde tirar, para no perdernos nada de lo que una vida nos ofrece. Gracias Eduardo.

sábado, 13 de febrero de 2010

Mi congelador


Un día tuve una buena cosecha de pensamientos. Otro día, recogí una actitud que me hacia estar orgullosa. Otro día recolecté la fluidez con que mis pies pisaban el suelo.
Y siempre, al llegar a casa, abría la gran puerta del congelador y guardaba todo bien ordenado y clasificado, para cuando lo pudiera necesitar.
Cada día me siento en mi mullido y confortable sillón, satisfecha y tranquila porque tengo una buena colección de automatismos para la ocasión, y así me ahorro tener que improvisar cocinando algo nuevo.
Si el universo me regala días nuevos, frescos, llenos de vida…¿por qué me empeño en comer siempre los mismos platos descongelados y recalentados?