"Para aquellos que se desaniman fácilmente. Pueden estar evolucionando favorablemente en la enfermedad, o en las cuestiones de la vida diaria, pero ante el menor retraso o impedimento para continuar adelante se llenan de duda y muy pronto se desaniman." - Dr Edward Bach. Los Doce Curadores y Otros remedios

martes, 7 de junio de 2011

Conmigo y sin mi


Más de una vez he pensado cómo habría resultado cualquier situación con o sin mi presencia. Incluso sin tener nada que ver con ella, como el pasear por una calle, transitada o no, por mucha gente. Siempre he pensado que la interferencia que mi sola presencia produce, influye irremediablemente. Desde un punto de vista cuántico, se dice que observar simplemente un sistema, se modifica su curso, y estoy convencido de que nada sería igual sin mí o conmigo en él. Por eso, la impronta que dejamos en el cualquier lugar, aún estando desierto, es motivo suficiente para justificar nuestra existencia. Allá donde he estado he modificado mi entorno y he dejado algo de mi, porque simplemente mirar un objeto es iluminarlo.

3 comentarios:

iris dijo...

Todo tiene vida...en el momento en que forma parte de nuestra vida.Besos.

escuchando palabras dijo...

Cuando el afecto existe todo puede ser iluminado, besitos

Anónimo dijo...

Principio de incertidumbre..